© P.L.C.F. 2017
Laboratorio culinario Recetas sencillas Publicar una receta Publicar una receta
El carpaccio es una preparación en finas láminas de una carne o pescado, crudo. Dentro de las carnes la más usada es la de ternera. Aceite de oliva y algunas gotas de limón, todo ello decorado con virutas de queso Grana Padano. Es posible encontrar carpaccio de bovino, avestruz, potro o nutria. Si bien el origen exacto del plato se ignora, se suele afirmar que data de mediados del siglo XX y que procede de la invención de Giuseppe Cipriani en el Harry's Bar de Venecia, donde habría sido preparado a petición de una cliente y amiga, la condesa Amalia Nani Mocenigo, a quien su médico le había prescrito comer carne cruda. Por su similitud cromática con las obras del pintor Vittore Carpaccio, cuyas obras se caracterizaban por la profusión de rojo y amarillo, habría sido bautizado de ese modo. Todo aquel que tome este plato (de ternera) debe asumir un riesgo de contagio por Teniasis, aunque a niveles sanitarios no conlleva problema alguno, ya que es asintomático. Se recomienda especial precaución a las mujeres embarazadas. Se debe considerar la posibilidad de contagio por toxoplasmosis a través del consumo de carne cruda.
Home Lab. culinario Arte gastronómico Fotos viajes Conversaciones Pág. anterior Pág. siguiente
Carpaccios