Laboratorio culinario Recetas sencillas
© P.L.C.F. 2017
Legumbres
Las legumbres  tienen  diversos orígenes, según la especie: en Mesopotamia,  en la América precolombina y en Asia oriental, adecuándose perfectamente a la agricultura mediterránea. Las leguminosas y los cereales fueron las primeras plantas cultivadas por el hombre. Hace unos diez mil años en la zona del Cercano Oriente, existía una asociación  entre  ciertas  semillas como el trigo, cebada, lenteja, y guisante y los asentamientos humanos, que era un indicativo de una recolección preferencial: primer paso hacia el nacimiento de la agricultura. Los restos fósiles de semillas  de trigo,  cebada,  lentejas y  guisantes de hace ocho mil años indican  que ya se encontraban domesticadas por el hombre, domesticación que alcanza a las habas en el cuarto milenio antes de Cristo. Las leguminosas también  aparecen  pronto en la agricultura del Nuevo Mundo (4000 antes de Cristo),  precediendo  en  casi mil años al maíz.   Desde el cultivo de lentejas y garbanzos en la civilización  egipcia y con la incorporación después de las alubias blancas y  rojas que llegaron procedentes del Nuevo Mundo, se instauraron en las comidas y guisos mediterráneos en la dieta mediterránea.